Martin Palermo: “No me da miedo poner en juego la estatua”

En medio de la cuarentena que realiza en su casa en Tigre, el Loco aprovechó el tiempo para reflexionar sobre diversos temas. “No tengo ansiedad ni tampoco preocupación”, expresó sobre calzarse el buzo Xeneize.

Mientras realiza la cuarentena en su casa de Tigre, Martín Palermo, uno de los máximos ídolos en la historia de Boca, brindó una entrevista a Olé y repasó distintos temas vinculados al fútbol, entre ellos su perspectiva sobre algún día ser entrenador de Boca.

“No me da miedo poner en juego la estatua porque eso va a quedar siempre. Una cosa es lo que fui como jugador, el hincha lo va a recordar siempre… Y puede suceder que el que me tiene como ídolo o que me quiera por lo que fui, quizás como entrenador pueda llegar a molestarse conmigo o no estar de acuerdo por cómo juega el equipo“, expresó el Titán.

Y agregó: “Guille, el Vasco, vivieron lo mismo. No me quita el sueño. No es que por eso no voy a dirigir a Boca. De hecho, es algo que deseo. Boca y Estudiantes, por ser hincha, son los dos clubes que me gustaría dirigir en algún momento y el tiempo dirá cuándo…”.

Sobre su vínculo con Juan Román Riquelme, Palermo fue claro: “Siempre tuvimos respeto. ¡Cómo no va a existir ese respeto con todo lo que vivimos y compartimos! Incluso, me mandó mensaje para su partido despedida (…) Pensar ahora en si vamos a trabajar juntos alguna vez, no lo sé. Así como sucedió que dentro de la cancha pudimos congeniar de la mejor forma, tener la conexión que tuvimos, más allá de las diferencias, en el futuro puede darse igual”.

El ex delantero también fue consultado sobre su relación con Carlos Bianchi. “Hace rato que no hablo. Nos mandamos mensajes para nuestros cumpleaños, pero como estuve dirigiendo afuera, no tuve la chance de volver a juntarme. Sí lo hice en un momento”.

Además de elogiar a Carlos Tevez, Palermo contó que no sólo los hinchas de Boca aprecian su carrera: “También me pasa con el hincha de fútbol en general. No sólo me piden fotos los de Boca, también hubo hinchas de River, de San Lorenzo… Que uno de River te pida una foto es también reconocer lo que uno hizo, pero también cómo me porté dentro de la cancha y afuera“.

Compartir