Sesiono la cámara y juraron tres nuevos diputados

La bonaerense Claudia Bernazza en reemplazo de Scioli, José Luis Patiño en remplazo de la renunciada Elisa Carrió y Lisandro Bormioli en lugar Andrés “Cuervo” Larroque.

La Cámara de Diputados quedó completamente integrada este miércoles. Al inicio de la sesión telemática, el presidente del cuerpo, Sergio Massa, le tomó juramento de forma presencial a tres nuevos legisladores, que ocuparán vacantes de quienes renunciaron a sus bancas por distintos motivos.

Como primer paso, la Cámara baja aprobó a mano alzada las renuncias de Daniel Scioli -designado embajador en Brasil- y Andrés “Cuervo” Larroque -nombrado en el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense por la vacante que dejó Fernanda Raverta-.

El dato de color fue que el interbloque de Juntos por el Cambio pidió abstenerse de votar la renuncia de Scioli, luego del escándalo desatado en marzo cuando el exgobernador bonaerense dio quórum en la sesión donde se trató la reforma de las jubilaciones de privilegio.

“En la oportunidad tuvimos un debate alrededor de la calidad o no de la renuncia de Scioli”, recordó el jefe de la bancada, Mario Negri, al anunciar la decisión.

Luego, desde el estrado principal, Massa tomó juramento a los tres nuevos diputados. La primera fue la bonaerense Claudia Bernazza, quien asumió en reemplazo de Scioli hasta 2021 y juró por el movimiento social “Los chicos del pueblo”, luciendo un barbijo celeste con esa inscripción.

Curiosamente, con la incorporación de Bernazza, el bloque del Frente de Todos alcanzó la paridad de género en su integración.

El siguiente en jurar fue José Luis Patiño, quien ocupará hasta 2021 el escaño de Elisa Carrió, cuya renuncia ya había sido avalada. De esa forma, la Coalición Cívica perdió una banca y el Pro ganó una.

Por último asumió, en lugar de Larroque, Lisandro Bormioli, exconcejal de Pergamino, que ocupará la banca  hasta 2023. El bonaerense juró “por Néstor, Cristina y los 30.000 detenidos desaparecidos”.

La Cámara baja también aceptó la renuncia de Florencia Romano como prosecretaria administrativa, y el cargo quedó vacante.

Compartir