Putin dice que el pico de la pandemia ya pasó en Rusia, pese al récord de muertes

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció que el país ya superó el pico de propagación del coronavirus, donde se registró 174 muertos, una cifra récord de fallecimientos diarios que casi duplicó la de ayer.

Con más de 8.900 casos nuevos, el número de infectados diarios se ha mantenido de manera estable por debajo de los 10.000 en los últimos días y las autoridades comenzaron a aliviar las medidas de confinamiento en algunas partes del país.

Moscú, que es el foco de la pandemia en Rusia, apenas ha suavizado su cuarentena. Sin embargo, Putin anunció hoy que el desfile militar en honor al Día de la Victoria -que debía haberse celebrado el 9 de mayo y se suspendió por la pandemia- se llevará a cabo el próximo 24 de junio.

Putin, quien ayer fue visto regresando al Kremlin por primera vez desde el 9 de mayo, habló en una reunión por videoconferencia con el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, y dijo: “Ordeno el inicio de los preparativos para el desfile militar (…) en Moscú y otras ciudades. Lo haremos el 24 de junio”.

En total, el país ya suma 362.342 casos y se consolida como el tercer país con mayor número de infectados, detrás de Estados Unidos y Brasil.

Además, registra un total de 3.807 muertos, muchos menos que en los países más golpeados de Europa.

El principal foco en Rusia continúa siendo la capital, Moscú, con 169.303 casos confirmados, y el alcalde Serguei Sobianin explicó que este aumento se debe al creciente número de pruebas de detección realizadas.

Incluso señaló que la cifra podría ser mayor dado que muchas personas no consultan al médico por no presentar síntomas, informó la agencia de noticias EFE.

El confinamiento lleva más de dos meses en Moscú y, desde el 12 de mayo, las personas están obligadas a usar mascarilla y guantes para circular.

Pese a mantener el aislamiento, Sobianin ordenó medidas para reactivar paulatinamente la economía y habilitó el regreso al trabajo a medio millón de personas de los sectores de la construcción y la industria.

El próximo paso se decidirá a fines de esta semana, pero las autoridades han advertido que todavía es temprano para cantar victoria.

En ese sentido, Sobianin subrayó que en los hospitales se encuentran aún muchos enfermos en estado grave y que la cifra de la mortalidad en mayo podría superar a la de abril.

Por su parte, la jefa del ministerio e Salud, Anna Popova, ya anticipó que el uso de tapabocas llegó para quedarse, por lo menos uno o dos meses más.

Compartir