Compartieron un mate y generaron un rebrote de casos:Los riesgos de una costumbre difícil de dejar

Un simple mate entre vecinos fue la punta del ovillo para que la ciudad entrerriana de Colón tuviera que tomar una drástica medida y volver a la fase 1 del aislamiento social por un rebrote de los casos de coronavirus.


El encargado de confirmar la noticia fue el intendente de la ciudad, José Luis Walser, quien informó que hubo 18 contagios en menos de una semana a raíz de “un grupo reducido” de personas que compartió la infusión en un gimnasio local.

Por el hecho, fueron aislados más de 120 hombres y mujeres, y todo el departamento debió regresar a la fase 1 del aislamiento, social, preventivo y obligatorio por 14 días, incluidas las localidades de Liebig y San José (con tres nuevos casos). En el resto de la provincia comienza la etapa de distanciamiento social.

Consultado por PERFIL sobre los riesgos de tomar mate, el médico, miembro y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Lautaro de Vedia recalcó: “Lo digo con dolor, pero no debemos compartir el mate en este momento porque no solo es una fuente de contagio la bebida, sino que el hecho social del mate puede hacer que estemos sin barbijo, en una superficie pequeña, más de dos personas juntas y seguramente sin guardar distancia”.

En este sentido, De Vedia recalcó que aunque se mantenga el distanciamiento social “no se puede compartir el mate”, y expresó: “Entiendo que no es fácil en algunos lugares y con una costumbre tan nuestra y tan querible, pero eso lo que debemos hacer”. El profesional de la salud brindó algunos consejos. “Si nos reunimos cada uno con su mate, hay que mantener las distancia social de metro y medio entre cada persona; en lo posible usar barbijo cuando no estamos tomando; toser con el pliegue del codo; y lavarnos las manos”.

En la misma línea, la directora del hospital San Benjamín de Colín, Norma Hernández, remarcó la necesidad de “cambiar ciertos hábitos, el lavado de manos, el uso de tapabocas, la distancia social” y poder “evitar esa costumbre argentina y entrerriana que es compartir el mate para cortar la posibilidad de seguir contagiando”. Según consignó la agencia Télam, días atrás el gobernador, Gustavo Bordet, se refirió a la situación de Colón y dijo que “por la irresponsabilidad de pocos hoy ponemos el riesgo la salud y las fuentes de trabajo de muchos entrerrianos”.

Por su cuenta, el intendente Wasler señaló: “La directora del hospital local nos decía que ve algunas conductas que todavía no se han podido revertir, el mate y las reuniones entre amigos, foco por el cual se desarrolló todo este contagio”. El jefe comunal destacó el “importante trabajo del equipo sanitario” y pidió a la población “tomar conciencia que la principal herramienta es el trabajo que haga cada uno saliendo lo mínimo e indispensable de la casa, cumpliendo con todas las medidas de higiene”.

Mate y pandemia. A pesar del contexto, el consumo de yerba se mantiene firme. De acuerdo a información suministrada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), los molinos y fraccionadores despacharon en abril 24,3 millones de kilos al mercado interno, “constituyéndose en el mejor abril de la última década. El avance de la cosecha de hoja verde, a pesar del contexto de la cuarentena, se mantiene con valores estables”.

En este marco, desde el Instituto brindaron semanas atrás más recomendaciones, además de no compartir esta infusión, en el marco de la situación de emergencia sanitaria, como lavar los utensilios materos siempre con agua y detergente, y limpiar el paquete de yerba al momento de manipularlo. La campaña “Tomá mate, tomá precauciones” también recomendó que a la bombilla, además de higienizarla luego de cada uso, se le realice al menos una vez por mes una limpieza más profunda, sumergiéndola en agua hirviendo con dos cucharadas de bicarbonato de sodio durante 25 minutos.

(Perfil)

Compartir