Cancelan vuelos en china y cierran la capital por un rebrote de COVID-19

China canceló más del 60% de los vuelos en Beijing, por un brote de coronavirus, un gran revés para un país que había cantado victoria sobre la enfermedad en marzo de este año.

China ha cancelado este miércoles pasado 1.255 vuelos con origen y destino en Beijing, cuando la capital china elevó su nivel de alerta y anunciaron el aumento del grado de preparación para la respuesta ante emergencias este miércoles frente a un nuevo brote de coronavirus, mientras otros países registran un creciente número de contagios y muertes.

La medida ha afectado a más del 60% de los vuelos comerciales con la ciudad y a dos de sus aeropuertos internacionales más importantes, Aeropuerto Internacional de Beijing Capital y Aeropuerto Internacional de Beijing Daxing. En total, fueron anuladas 615 llegadas (67,14%) y 640 salidas (68,38%), entre otras restricciones de entrada y salida de la ciudad, especialmente en áreas de puntos críticos. Beijing había erradicado las transmisiones locales hasta los últimos días, cuando ha registrado 137 nuevos casos desde el fin de semana pasado.

La nueva situación de prevención y control del virus en la capital china fue calificada como de “extremadamente grave en una reunión del Comité Permanente del Partido Comunista de Beijing dirigido por el principal funcionario de la ciudad, el secretario de la organización, Cai Qi.

El sitio web del Global Times del Partido Comunista dijo que hasta el momento han sido cancelaos 1.255 vuelos desde y hacia los dos principales aeropuertos de la capital. El Aeropuerto Capital de Beijing es tradicionalmente el segundo más ocupado del mundo en tráfico de pasajeros.

Ni la Administración de la Aviación Civil de China (CAAC) ni los gestores de los dos o el aeropuerto de Beijing Capital o el aeropuerto internacional de Beijing Daxing han emitido un aviso público oficial sobre un cambio en las regulaciones. Pero Beijing Capital dijo en su microblog que esperaba gestionar 500 vuelos ayer, mucho más bajo que en los últimos días.

Este miércoles pasado, la ciudad de 20 millones de personas aumentó su nivel de amenaza de 3 a 2, lo que llevó a la cancelación de las clases, suspender la reapertura y requisitos nuevamente más estrictos para el distanciamiento social. China relajó mucho sus controles de coronavirus después de que el Partido Comunista gobernante declarara la victoria sobre el virus en marzo.

Compartir