Fernández acordó con Kicillof y Larreta “endurecer” el aislamiento si sigue la tendencia

Tras la reunión de esta tarde en la Residencia de Olivos, para analizar el futuro del aislamiento social, preventivo y obligatorio, cuya continuidad será anunciada “antes del fin de semana”.

El presidente Alberto Fernández acordó hoy con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “endurecer las medidas de aislamiento”, de mantenerse en los próximos días la tendencia en el incremento de casos de coronavirus registrados en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Los pronósticos oficiales señalan que “todo va a empeorar, mucho y muy rápido” y descuentan que, ante ese escenario, llegarán “medidas más duras” en el área AMBA, que concentra a más del 90% de los casos de Covid-19 del país.

Con un seguimiento permanente sobre el número de camas ocupadas y los aumentos de los casos, el gobierno también evalúa “minuto a minuto” los datos de circulación de personas en el transporte público, potencial foco de riesgo para la propagación de contagios.

Almuerzo mediante, la reunión se realizó en la Quinta Presidencial de Olivos desde el mediodía y se extendió por dos horas, esta vez sin la presencia de los ministros de Salud de la Nación, provincia y Ciudad; Ginés González García, Daniel Gollan y Fernán Quirós; respectivamente.

Esta mañana, Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, adelantó la posibilidad de volver a la fase 1 del aislamiento en el AMBA “para detener la circulación y organizarnos”.

En esa línea, Gollan apuntó que “hay consenso con la Ciudad de Buenos Aires para una restricción fuerte” ante el incremento de casos por la “mayor circulación de gente” en el área metropolitana y advirtió que “si se sigue con esta línea de progresión” de contagios, “en unos treinta días, según la evolución, podríamos tener una fuerte tensión del sistema de salud, que es lo que queremos evitar”, sostuvo en declaraciones a Radio Diez.

En declaraciones a FM LA Patriada, Andrés Larroque, otro de los miembros del gabinete bonaerense, a cargo de la cartera social, sostuvo que la posición de Kicillof es que, “en la medida de las posibilidades, se pueda volver a la fase inicial de la cuarentena no por tiempo indeterminado, sino por un período” que podría ser de “dos semanas” para “recuperar tiempo y ganar oxígeno para poder enfrentar de la mejor manera el crecimiento de los contagios”,

De cara a la continuidad del aislamiento, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que “la dinámica en el interior es muy distinta a la del AMBA” en la evolución de la pandemia e insistió con que “todo se evalúa” en función de “distintos parámetros”.

“Tenemos que ir teniendo en cuenta el aumento de los casos, la velocidad de los contagios, la tasa de duplicación, la ocupación de camas de terapia intensiva e intermedia”, enumeró el jefe de Gabinete, en declaraciones a la radio Futurock..

También, destacó la importancia del fortalecimiento de los “controles interjurisdiccionales” en el ámbito de AMBA, que dijo esta semana se intensificarán aún más, con foco en los certificados únicos habilitantes para circular.


Compartir