La cantidad de usuarios de dinero electrónico creció 22,6% en mayo, según la Red Link

El reporte Uso de Dinero Electrónico (UDE) señaló que los usuarios que operaron a través de las distintas modalidades aumentó en $1,9 millones respecto de abril último, y creció en $6,7 millones con relación con mayo de 2019.

La cantidad de usuarios de dinero electrónico alcanzó en mayo último los $36,4 millones en el país, lo que significó un crecimiento de 22,6% en comparación con el mismo mes del año pasado, de acuerdo con un informe de Red Link, como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

El reporte Uso de Dinero Electrónico (UDE) señaló que la cantidad de usuarios que operaron a través de las distintas modalidades aumentó en $1,9 millones respecto de abril último, y creció en $6,7 millones con relación con mayo de 2019.

Asimismo, la frecuencia de uso de los distintos canales aumentó 1,5% en mayo, luego de un salto del 26,9% en abril; mientras que el crecimiento interanual fue de 36,3%.

Así, en los primeros cinco meses, la frecuencia de uso de dinero electrónico aumentó 21,5%, comparada con el mismo periodo del año pasado.

El monto total de las transacciones realizadas en mayo creció a una tasa nominal de 64,2% en un año, a $550.353 millones, y 10,1% en valores ajustados por inflación y corregidos por la estacionalidad en ese mes.

El análisis contempla los movimientos de dinero por parte de personas a través de los cajeros automáticos, la computadora o el celular, y las diversas aplicaciones para hacer pagos, transferencias entre cuentas propias y de terceros, hacer depósitos, o carga de la billetera virtual o de la tarjeta de transporte o de celular.

Por otra parte, la cantidad de tarjetas en uso aumentó 4,4% mensual en abril, y 4% en mayo, con lo cual pasó de 18,7 millones en marzo a $19,5 millones en abril y $20,3 millones en mayo, el nivel más alto en cuatro años.

La situación de aislamiento además impulsó el uso de tarjetas habilitadas que estaban inactivas, las cuales representaban el 30,7% del total pre pandemia, y ahora se redujeron al 28,9%, la menor proporción en cuatro años.

También se verificó un alto crecimiento en las operaciones de órdenes de extracción sin tarjeta a casi $1,6 millones.

En ese segmento, se multiplicó por 9,1 el nivel de abril, con un crecimiento de 811%, principalmente en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

La mayor expansión en mayo respecto de abril en materia de usuarios que se incorporaron al uso del dinero electrónico se registró en la recarga de transporte, por la flexibilización del aislamiento, en un 43,9%, con 25.994 operaciones; la de celular, en un 14%, con 273.533; el uso de cajeros automáticos, en un 11,8%, con $15,38 millones transacciones; el de banca móvil, en 2,5%, con 1,87 millones; y el segmento de las transferencias inmediatas, en 2,1%, y con $5,16 millones.

En relación con las operaciones con tarjeta de débito vinculadas con el consumo, en mayo repuntaron 13,2% mensual en terminales de punto de venta (POS); y también en las transacciones de comercio electrónico, 13,1% en el mes y casi cinco veces respecto del mismo mes año pasado.

Compartir