Djokovic mantuvo su invicto en 2020 en un partido increíble

El serbio Novak Djokovic estiró este viernes a 22 triunfos consecutivos su racha invicta en 2020, aunque debió batallar y sufrir durante tres horas para vencer por 4-6, 6-4 y 7-6 (7-0) al español Roberto Bautista Agut en una increíble semifinal del Masters 1000 de Cincinnati. En busca de un nuevo título, el número uno del mundo chocará ante el canadiense Milos Raonic, que en la otra semifinal disputada en Nueva York batió al griego Stefanos Tsitsipas.

Djokovic corrió de atrás durante casi todo el partido, sin justeza en sus golpes y con molestias en el cuello que lo llevaron a pedir en varias oportunidades la presencia del fisioterapeuta. Tras perder el primer set, el campeón de 17 Grand Slam pudo ganar el segundo parcial y parecía tener encaminado el triunfo cuando se imponía 5-2 en el tercero. A pesar de la desventaja, Bautista Agut remontó, quebró dos veces el saque del serbio y se colocó 6-5 y saque para quedarse con el duelo. Sin embargo, Djokovic ganó 11 de los últimos 12 puntos para recuperar el quiebre, forzar el tie break y aprovechar el envión para asegurarse la victoria. Campeón del Abierto de Australia y en Dubai, y ganador de todos los singles para Serbia en la Copa ATP en Perth, Djokovic extendió así su invicto en 2020. Ahora buscará el título ante Raonic, que se impuso 7-6 (7-5) y 6-3 a Tsitsipas, y es un rival que le calza a la perfección para su juego: le ganó las 10 que se cruzaron y el canadiense sólo logró dos sets. Entre las mujeres, la definición la protagonizarán la japonesaNaomi Osaka, que finalmente se presentó a jugar tras haber anunciado que no iba a participar en repudio a la violencia racial en Estados Unidos, y la bielorrusa Viktoria Azarenka. Osaka derrotó por 6-2, 7-6 (7-5) a la belga Elise Mertens, mientras que Azarenka batió por 4-6, 6-4 y 6-1 a la británica Johanna Konta.
Compartir