PAÍS

Kicillof: “El macrismo fue un experimento espantoso y para olvidar”

El gobernador afirmó que el expresidente Mauricio Macri “reapareció para hacer daño” y defendió su gestión ante la pandemia, al señalar que todos “pensaron que la provincia iba a explotar”.

25 de Octubre-2020: En el despacho del mandatario provincial, un monitor refleja en tiempo real los números del coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Una estatuilla del Eternauta, retratos con Néstor y Cristina Kirchner, y con las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo ocupan los estantes, junto a objetos que atesora en su memoria como “batallas ganadas”: réplicas de aviones de Aerolíneas Argentinas y una placa del plan Procrear.

Frente a un cuadro de Juan Manuel de Rosas y con un mate que tiene pintada la tradicional V peronista, Kicillof mantuvo un distendido diálogo con Télam, en el que repasó todos los temas, más allá de la pandemia: a un año del triunfo electoral, renovó sus críticas a la oposición, respaldó la tarea de Alberto Fernández, y destacó que “el kirchnerismo conserva intacta la voluntad de transformar”.

El gobernador -que vive hace 11 meses en la residencia oficial de La Plata junto a su compañera, Soledad Quereilhac y sus dos hijos- contó que, por el coronavirus, no ve a su madre ni a su hermana desde marzo.

 Télam: El martes se cumple un año del triunfo electoral ¿Cómo funcionó la dinámica interna del Frente de Todos en este tiempo y qué se puede mejorar?
– Kicillof:
 Contra todos los pronósticos, mostramos que se pudo construir el Frente de Todos, hacer una campaña muy prolija y tremendamente exitosa. En la provincia decían que íbamos a perder por afano y le ganamos a Vidal por casi 20 puntos. Ella era, para todo el mundo, imbatible. Tenemos capacidad, comprensión y conciencia sobre las dificultades que hay tras cuatro años de neoliberalismo feroz. Sabíamos que iba a tocar una época de reconstrucción y para eso constituimos el Frente, donde hay matices, pero hay responsabilidades asignadas, roles y eso se fue acomodando.

– T: ¿Cuál es el panorama hoy?
– K:
 Estábamos ante la tormenta perfecta y vino la pandemia. Pero estamos comprometidos a atravesar esta situación inédita y dramática. Alberto está mostrando una especial capacidad para conducir el Gobierno en momentos de enorme dificultad. Dada esa circunstancia y sabiendo que veníamos de una situación de mucho daño, estamos haciendo un papel muy positivo.

– T: -¿Cómo evalúa la reaparición pública de Macri?
– K
: No me sorprende porque gobernó así de mal. Son discursos memorizados, incoherentes y mentirosos. No llama la atención: prometió mejorar todo y fue un desastre como gestión económica. Hubiera esperado una postura un poco más seria. Es una suerte de campaña electoral adelantada buscando hacer daño al Gobierno sin siquiera tener en cuenta los efectos que eso puede producir en una emergencia sanitaria. Un volumen de irresponsabilidad muy llamativo. Me gustaría tener una oposición un poco más seria y más empática con la situación que se está viviendo. Macri le habló a un público muy pequeño y generó más despelote en la oposición que con nosotros.

– T: ¿Llama la atención la falta de autocrítica?
– K:
 No. Dijo que había bajado la pobreza, cuando la subió; que había devuelto la economía en el mismo escalón en el que estaba, y la dejó en el quinto subsuelo; tuvo tres años de caída económica y la inflación más alta de los últimos 20 años; fue el proceso de endeudamiento más grande y rápido de la historia Argentina. Un experimento espantoso y para olvidar. No dejó desastre por hacer y no sé quién puede tomar en serio que venga ahora a dar consejos, a explicar cómo hay que manejar la economía o qué hacer con la pandemia. Uno pensaba: “Se tomó un tiempo, cayó en la cuenta y viene a ayudar”. No, reapareció para hacer daño.

Fuente: Telam

Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego
Botón volver arriba