MUNDO

Rusia intensificó su avance en el Donbás y asegura estar lista para dialogar con Ucrania

Las unidades militares ucranianas que se encuentran en Donetsk y Lugansk están siendo rodeadas por las tropas rusas y de las milicias locales, mientras autoridades de Moscú plantean seguir el diálogo con Kiev.

Rusia intensificó este domingo sus ataques en Ucrania mientras intentaba tomar más ciudades en la región oriental de Donbass, a la vez que dijo estar lista para continuar las conversaciones con Ucrania, mientras que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo por segunda vez en pocos días que la situación allí es «extremadamente difícil».

«Como en días anteriores, el Ejército ruso está intentando atacar Sloviansk y Severodonetsk», dijo  el sábado por la noche Zelenski en su habitual mensaje por video, y agregó que la situación en el Donbass «sigue siendo extremadamente difícil».

«Las Fuerzas Armadas de Ucrania están repeliendo la ofensiva», aseguró, no obstante.

Agregó que cada jornada que los militares ucranianos logran frustrar avances militares rusos, hace que esté más cerca «el deseado día que todos estamos esperando y por el que estamos peleando: el día de la victoria».

Los comentarios de Zelenski parecen reflejar más optimismo que la realidad sobre el terreno.

Rusia se ha fijado la conquista del Donbass como objetivo luego de haber retirado a sus tropas de la región de la norteña Kiev, la capital, a fines de marzo.

Las unidades militares ucranianas más experimentadas y mejor equipadas se encuentran en el Donbass, pero las tropas rusas las superan en número y las están rodeando, lo que dificulta su reaprovisionamiento, según analistas.

El Ejército ruso controla total o parcialmente cinco provincias del este y sur de Ucrania, incluyendo las dos del Donbass -Lugansk y Donetsk-, además de la península de Crimea, que anexionó tras un referéndum popular en 2014.

Por su parte, Rusia dijo estar lista para continuar las conversaciones con Ucrania, que fueron congeladas por Kiev hace un mes y medio después de que recrudecieron los combates en Mariupol y que salieron a la luz las imágenes de Bucha.

El jefe de las negociaciones por parte de Moscú, Vladimir Medinsky, fue quien comunicó la voluntad rusa de retomar el diálogo, según citó la agencia rusa Tass.

La última ronda de conversaciones presenciales entre los delegados de ambos países tuvo lugar en Estambul, Turquía, el pasado 29 de marzo.

Frente a la continuidad de esta intervención militar lanzada el 24 de febrero, Suecia y Finlandia siguen intentando avanzar -después de décadas de no alineamiento militar- con su decisión de unirse a la OTAN, cuyo único obstáculo actual es el rechazo de Turquía.

Sin la aprobación unánime de todos los estados miembros de la alianza atlántica -entre ellos, Turquía-, Finlandia y Suecia no podrán ser parte de ella.

Por ese motivo, el gobierno de Finlandia afirmó que espera que la resolución de su diferendo con Turquía sobre el ingreso de Helsinki a la OTAN demandará “varias semanas”.

“Las negociaciones (con Turquía) continuarán a nivel oficial”, afirmó el canciller, Pekka Haavisto, a la televisora finlandesa Yle.

“Deben ser pacientes, pues llevarán varias semanas”, resaltó y aseguró que era “optimista” respecto a la resolución del desacuerdo, según la agencia de noticias Sputnik.

fuente. telam

Campaña de cuidado Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego
Municipio de Ushuaia Municipalidad de Ushuaia
Botón volver arriba